16/10/2013

Nuevas normas para la protección de usuarios de servicios financieros

El 9 de agosto de 2013 se publicó en el Boletín Oficial la Comunicación “A” 5460 (la “Comunicación”) emitida por el Banco Central de la República Argentina (“BCRA”). La Comunicación introduce modificaciones a las normas sobre protección de los usuarios de servicios financieros.

La Comunicación será de aplicación para las entidades financieras, casas, agencias y oficinas de cambio, a los fiduciarios de fideicomisos acreedores de créditos por entidades financieras y empresas no financieras emisoras de tarjetas de crédito y/o compra, salvo por las operaciones no incluidas en la Ley de Tarjetas de Crédito Nº 25.065.

Una de las primeras modificaciones que establece la Comunicación es en relación a los requisitos mínimos de forma y contenido de los contratos financieros. Entre los recaudos principales se encuentra el deber de redactar los contratos en forma clara, con cláusulas autosuficientes, y hacer entrega a los usuarios de ejemplares de los contratos debidamente suscriptos.

Asimismo, la Comunicación establece ciertas limitaciones respecto del cobro de comisiones y gastos por las entidades. La aplicación de cargos y comisiones deberá tener origen en un costo real y demostrable, y estar debidamente justificada desde un punto de vista técnico y económico. Por otro lado, la aplicación de comisiones se limitará a la efectiva prestación de un servicio que haya sido previamente solicitado, pactado y/o autorizado por el usuario.

La Comunicación prohíbe aplicar comisiones a las operaciones efectuadas por ventanilla por personas físicas, y asimismo prohíbe el cobro de cargos y comisiones por contratación y/o administración de seguros, por generación de resúmenes de cuenta o de envío de resumen de cuenta virtual, y por evaluación, otorgamiento o administración de financiaciones.

Finalmente, en cuanto al reintegro por pagos indebidos, si se hubiese cobrado al usuario un importe en forma indebida, el mismo deberá ser reintegrado dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la presentación del reclamo ante la entidad.

La Comunicación comenzó a regir el 19 de julio de 2013.